• Cámara rota

Cámara de Ecos




Por Olliniltzin López


Esta semana, de antemano, me disculpo porque la columna no llegó el día que tenía que llegar, pero les prometo que la recomendación de esta semana compensa cualquier retraso.


Es completamente inusual que en 2022 encontremos música que no venga plagada de influencias de bandas de nacidas en los 80’s o 90’s. Esto obedece a lo mismo que ocurrió en esas mismas décadas con el grunge y el rock, donde las influencias provenían de sonidos como el punk y el metal. La música de nuestro tiempo es precisamente influenciada por la música con la que crecemos.


Dicho esto, y después de pasar prácticamente un mes diseccionando Ants From Up There, el último trabajo de Black Country, New Road, puedo decirles, sin temor a equivocarme, que al menos en la última década no encontrarán algún sonido en una banda post punk similar a Explosions in the sky, plagado de violines y un saxofón que de manera violenta entra y sale como un invitado que solo viene a gritarnos que "El final está cerca"



Es, de una manera bastante refrescante, como escuchar los instrumentos que comúnmente sirven en bandas escolares (un oboe, violines, guitarras, percusiones, saxofón y un piano) tocar tresillos que sirven a manera introductoria, para darnos una idea de a dónde van las melodías que componen el disco.


Black Country, New Road es formada en Londres y el nombre tan peculiar viene de un generador de nombres de bandas al azar de Wikipedia.


Originalmente, contaba únicamente con 5 miembros, pero para cuando inician las grabaciones de su segundo disco, el grupo ya contaba con 7 integrantes, todos con la única idea de hacer música peculiar, de esa que te marca al momento de escucharla por primera vez y, siendo justos, al menos a mí sí me marcó bastante el sonido de la banda.


El disco comienza con lo que podrían ser los ejercicios que toca cualquier banda de escuela antes de comenzar el ensayo, inyectados con post punk y hasta jazz.


Sé que la descripción no hace sentido, pero una vez que inicien con el disco encontrarán canciones como Concorde (uno de los primeros sencillos del disco) que a la mitad pasa de ser un lamento tranquilo, mientras uno toma solo el café en la cocina a una explosión de sonidos que intentan de cualquier manera arrancarnos de golpe el alma.


Conforme seguimos recorriendo el disco, una constante, que de paso llena de belleza las melodías, es cómo por momentos solo escuchamos una guitarra y una voz, llevándonos a caminar por los sonidos más elementales para después, instrumento por instrumento, sumar un océano completo de sonidos que nos envuelven por completo en las letras.


Ese es el otro elemento, las letras reflejan lo increíblemente triste que suele ser la vida en pandemia, lo mucho que nos cambia el no poder ver/sentir al ser amado, o lo mucho que podemos extrañar cosas tan burdas como ir por una cerveza a un bar un viernes por la noche. En síntesis, cómo pasamos a simplemente hacer cosas para permanecer presentes en las mentes de todos aquellos que nos importan.


Otro aspecto en el que no voy a ahondar mucho, es lo increíble que resulta la voz, ya que desafortunadamente, poco tiempo después del lanzamiento de Ants From Up There, Isaac Wood decidió salirse de la banda debido a toda la atención mediática, que era algo que definitivamente no buscaba.


El grupo continúa con únicamente 6 integrantes, y pretende alternar quién canta qué canción para que todos participen.


Definitivamente, regresando al disco, creo que no me queda más que invitarlos a maravillarse (o en su defecto a odiar por completo el sonido de Black Country, New Road), debido a que en momentos suena increíblemente relajante y tranquilo, y en otros es un océano estallando en sonidos que nos revienta los tímpanos. Si pudiera recomendarles solo una canción, prueben primero con Haldern, que inicia con un saxofón que me remite a una tarde con el océano nublado y la lluvia a punto de caer, y nos remata con violines y un piano que asemejan el volar de una parvada de gorriones que despiden la canción.


Esta es la primera columna en la que no dejare la lista de tracks esenciales porque sinceramente creo que es un disco que al menos una vez tienen que escuchar de principio a fin.






Entradas Recientes

Ver todo