• Cámara rota

Día uno

La habitación amaneció envuelta en un penetrante aroma a vino de la noche anterior, la resaca se convirtió en el preludio de la siguiente inundación.



Por Cecilia Ruber



Entradas Recientes

Ver todo

Yo contigo