• Melissa Cornejo

Después de ti, tú



Antes de ti no soñaba contigo

no moría por tocarte ni estabas hecho para mí

Tus lunares no trazaban caminos

ni creía que mi vida cabía entre tus manos.

Antes de ti no quería conocerte


Antes de ti mis temas ya eran mis temas

la vida era una fiesta que tenía por cover la risa.

Antes de ti aquí ya se bailaba

Antes de ti aquí ya se creía


Y entre el antes y el después, tú.

Tú, y yo, y todas nuestras dudas

La edad la distancia la vida pública tus gatos mi perro

Y mis perras ganas de quererte

me ganaron la partida.

Y poco a poco mi vida cupo entre tus manos

Y tus gatos y mi perro y mi perra soledad

fueron haciendo las paces

Aprendiste a quererme un domingo a la vez

Aprendí a perdonarte que no fueras quien soñaba

Pero la vida, vida, por fin era más dulce que soñar


Un día a la vez y un día tendrá sentido

Y la vida pública y la vida privada se

desdibujaron y ya eran lo mismo

Y tus gatos mi perro tus dudas mi miedo

estaban en calma.


Y poco antes del después el último llanto

Tu voz mis dedos sin gatos ni perro

Un adiós y ya te echo de menos

Un adiós y una lista de peros.


Y después de ti, sólo calles vacías

Después de ti sólo el monumento al caos

cuando se nos cae la narrativa

Después de ti nuestras fotos los bares las promesas


Después de ti otro amor y otras manos

que no sostenían mi vida pero

qué bien contenían cada instante

Otras manos una fiesta un reloj dos museos

Sin tus gatos con mi perro

Y mi perra soledad que no quise domesticar


Después de ti ese amor que

me hizo reír y lamió mis heridas

Nadie puede decirme que no lo intenté

Nadie puede decirme que no te saqué

de entre mis costillas azules palomas

la ciudad de quirófano un

adiós sin anestesia.

Entiende que no vamos a entendernos.


Después de ti perdonar a la vida

que da a manos llenas, pero también arrebata

Después de ti un amor por bulerías

llamada y marcaje, el remate eras tú.

Y tus gatos mi perro te he echado de menos


Después de ti mi colchón aún recuerda tu cuerpo

Y tu peso y tu altura y tus años

Cómo duermes sin mí a quién abrazas ahora

Podemos entendernos no vuelvas a irte

Te he echado de menos.

Tu sombra en la puerta con un pie en la banqueta

Con un pie en la banqueta

un anillo en la mesa y otra vez la pregunta.


Tú, nuestros planes, mi olvido y junio otra vez

Bienvenida, quisiste decir

Bienvenida pensaste otra vez

Y yo queriendo decir que nunca me fui

y que la piel que me arranqué no me hace falta

y que la piel que me cosí puede gustarte


Después de ti la hoja en blanco deseando llenarse

Y me muerdo los dedos buscando una imagen

Cuando tus ojos son la imagen misma

Viva imagen, vivo río

que a todo siempre ella escapa


Y después de ti, tú.

Tú otra vez.

Después de ti, tú y qué suerte

Tú y tus gatos mi perro y mi perra sonrisa

Que enseña los dientes de perra que muerde


Después de ti, tú

vistiéndote de noche amor sin prisa

Después de ti, yo

vistiéndome de amor a toda risa.



Melissa Cornejo.

Entradas Recientes

Ver todo

Intangible

Notre Dame