• Cámara rota

Invasión



Por Gabriel Molina



A la luz del alba se distingue su silueta. Fatigada, con un cuerpo que

ya no responde, casi resignada, mira tristemente la destrucción que

dejó el ataque del día anterior. Sin tener un lugar al cual poder llamar

hogar, sin saber si su familia logró escapar o si quedaron sepultados

bajo los escombros, ha vuelto con la esperanza de que todo hubiese

sido solo una cruel pesadilla. La inexorable realidad apremia el llanto.

Las abominables máquinas de acero continúan implacablemente su

avance mientras una sombra humana proclama la victoria clavando

una bandera que promulga “Residencial La Esperanza.

Próximamente.”


Giorgio Von Donninho

Entradas Recientes

Ver todo

Enjambre