• Karol Martínez Montenegro

Orientación



Tus ojos eran los más pequeños que había visto y aún así me perdí en ellos sin minucia alguna, de profundidad indeterminada, como una ventana al futuro infinito


Tu voz era como una atracción en polo

Y los sentidos siempre se me extraviaban en su norte, use los ojos como brújulas, aunque tu luz de aurora me cegó siempre.


Perdido quedé, sin instrumentos de orientación, floté fuera de la gravedad

Se sintió como un viaje de mil años luz

Por el cabello de supernova y tu cuerpo astral.

Entradas Recientes

Ver todo

Narciso