• Cámara rota

Para leerse en Sábado Santo



...Y bueno, también ésta extraña sensación de que,

efectivamente, estamos solos.

Que Dios está muerto y nadie fue

Todos en general, pero nadie en particular

Que hubo una revuelta, dice el parte judicial

Muriendo dos ladrones y un fulano de tal

Afortunadamente escondí la mano a tiempo

Nadie me vio pero todos los saben

Nadie puede probarme nada

Solo pueden atestiguar contra sí mismos

So entonces, nadie hablará

Actué con una astucia que me deja frío

Limpio de toda culpa, salí absuelto

¿Por qué entonces ésta ominosa sensación?

Éste afán de atormentarme, ¿si la vida me sonríe?

... ¿O sólo me muestra sus colmillos?

Pudo dormir Caifás, ¿o amaneció despierto?

Porque, que yo sepa, nadie es 100% malo

Y tú, Pedro, ¿cómo pasaste la noche?

Aparte de un camastro, ¿a salvo de la turba?

Porque yo dormí a ratos, y a ratos despertaba.

Pues yo también salgo en el libro

Con el cómodo seudónimo de "La multitud".



Por Julián García.



Entradas Recientes

Ver todo

Notre Dame

Sueños...