• Cámara rota

Raíz and beans




Por Olivier Lozano

¿Quién soy?

Respuesta breve pero sincera.


Mi identidad danza entre el son jarocho de la tierra de mis padres y

el reggae de la costa donde vivo.

Despierto, veo mi reflejo y discuto

¿Dónde está la memoria de mis ancestros? No la veo. ¿O es que acaso necesito otros espejos?

Camino perplejo y lo siento, el calor marca el paso lento.

La brisa de la costa me arropa la cara.

Es la única marca que no sale cara.

Respiro sereno,

¿Quién soy?

Salto en el tiempo, el pasado esboza algunas pistas.

Rutas raciales, presentaciones cordiales:

Entro en la clase, todos me dicen moreno.

Moreno, negro, beliceño.

Regreso, me veo al espejo….. y no me encuentro.



Susurros cartográficos


A veces preguntan que sí soy francés.

Olivier, alerta de un pasado foráneo.

Soy mediterráneo.

Florezco en bugambilias que habitan entre Sicilia y Córcega.


Deambulo en la acera y el sol no rostiza.

mi piel bronceada refleja el salitre.

a veces preguntan si no hay despiste.

La tarde se asoma y el hambre acelera.

Pregunta de acera: ¿FREE ZONE FOR MEAL?

Allí venden el mejor rice and beans, me dicen.

No soy fan, sentencio.

El silencio entra en acción.

Sacrilegio cultural, estaca identitaria.

La caribeñidad se asoma. Sigilosa.

Abraza mi piel y el presente. Me toca el hombro y la siento.

Camino un poco más y el flow solar se manifiesta.

Vaivén para cruzar la calle.

There's a natural mystic blowing through the air

Escucha sincera, ahora lo entiendo:

caribe soy.

Perdido estaba porque danzaba en los imaginarios nacionales:

Azul turquesa, playa, arena blanca: Caribeñidad moderna y colonial.

Turismo y capital, marcan el ritmo de toda vida peninsular.

Comunes avenidas racializan los espacios.

La morenidad de un lado, siempre al servicio de los demás.

Negado tenemos el goce.

Contraste vivencial con otro habitar:

caminar a la orilla del manglar, pa visualizar otra relación con el paisaje.

Escucho los susurros de la bahía, discretos pero encantadores.

Traen memorias de otros tiempos.

Convivo con ellos y me encuentro.


Raíz and beans.


Mi morada es el caribe.

A pesar de que no hay calypso en la explanada y el sambay está ausente en las anécdotas de los domingos por la mañana.

Mi subjetividad resuena en el pentámetro del huracán,

la cultura sazona mi lenguaje.

Risa mordaz, pura burla conceptual.

La modernidad no puede con nosotros.

Nos resistimos a sus designios.

Los estudios no registran estas inquietudes.

Fugas mordaces caminan sin cesar, el bulevar es el escenario particular.

El mestizaje nos arrastra a un horizonte,

pero el futuro cimarrón construye otros mundos.

Raíz and beans para devenir manglar.


Entradas Recientes

Ver todo

Tormenta

Epitafio