• Nicolás Jaula

Canciones de amor


Escuchaba una canción de Paul McCartney que más o menos dice así: "Viniste y convertiste mi vida en una canción".

En ese momento comenzó a reflexionar su vida amorosa desde esa perspectiva, desde la música. No tenía nada qué hacer, estaba de vacaciones y el calor le inhibía las ganas de salir y perder el tiempo en cualquier otra actividad. Simplemente estaba recostado sobre la cama, viendo al techo y tratando de recordar el vínculo que tenían sus canciones favoritas con su desafortunada vida sentimental. 

Recordó a una chica que conoció por internet hace varios años. Ella vivía varios kilómetros lejos de él, en otro estado del país. Inmediatamente recordó una canción de Wreckless Eric llamada "Whole Wide World", especialmente un fragmento al inicio que dice: "Cuando era un niño mi mamá me dijo: 'Hay sólo una chica en el mundo para ti y ella probablemente vive en Tahití'". Su enamorada no vivía en Tahití, pero cuando escuchó aquella canción en esa época, sintió tristeza porque la distancia que había entre ellos les impedía estar juntos. Y efectivamente, nunca pudieron estarlo.

Sus recuerdos dieron un salto, a un momento no tan lejano. Recordó el momento en que se separó de su última novia. No fue difícil hacer un vínculo con una de sus canciones favoritas, la única que se le vino a la mente fue una llamada "That's all" de la banda inglesa Genesis. Una parte de la canción dice así: "Yo diría 'día' y tú dirías 'noche'. Dime que es blanco cuando sé que es negro", esta parte de la canción le recordó una serie de diferencias y malos entendidos que tuvo en la etapa final de esa relación, lo cual provocó el rompimiento. Se sintió frustrado, ya no quería recordar nada relacionado con eso, así que decidió darle fin a su juego de analizar su vida amorosa mediante canciones. Pasaron un par de semanas. Un día se levantó de buen humor y mientras se preparaba para ir a la escuela, recordó el ejercicio de la música que antes había realizado. Inmediatamente una canción se le vino a la mente, una llamada "Peace Train" de Cat Stevens. Mientras seguía arreglándose, eligió la canción en el reproductor de su computadora. El tema comienza con esta frase: "Últimamente he estado contento y he pensado sobre las cosas buenas por venir. Y creo que puede ser que algo bueno haya empezado".

Al escuchar esa parte de la canción pensó: "Creo que tiene razón".




Entradas Recientes

Ver todo

Yo contigo

Aquiropoeta