• Karla Cruz

Interseccionalidad


Sojourner Truth (1797-1883)

El término interseccional se le da al conjunto de opresiones y discriminaciones que sufren las mujeres racializadas con base en una serie de características/categorías físicas que van desde la etnia, el color de piel, la clase, el origen, la lengua y las relaciones sexo-afectivas. Estas categorías deben analizarse de manera conjunta y no por separado, para lograr así entender el contexto social de todas las mujeres, no solo el de unas cuantas. Por ejemplo: la situación social de la mujer que vive en la periferia no es igual al de la mujer suburbana. Entonces, las intersecciones plantean que no es lo mismo la forma de vida de la mujer blanca y centralista de clase media, a la experiencia de una mujer racializada de comunidades aisladas, y mucho menos será parecido al contexto social de una mujer negra, ya que el componente de clase y raza atraviesan todo su desarrollo. Esto quiere decir, en resumen, que entre más alejadas estemos del ideal blanco, heterosexual y clasemediero, seremos expuestas a más y más violencias a lo largo de nuestra vida.


Sojourner Truth (la primera activista negra en ganar un juicio contra un hombre blanco) criticaba directamente el discurso y la visión del movimiento sufragista que solo hablaba de las mujeres blancas de clase media y dejaba de lado las luchas de las mujeres negras y trabajadoras.


“¿Acaso no soy una mujer?”, les preguntó Sojourner en 1851 a las mujeres reunidas el Congreso en Akron (en el estado de Ohio), y conmovió al auditorio:


“¡Yo he arado, he sembrado y he cosechado en los graneros sin que ningún hombre pudiera ganarme! ¿Y acaso no soy una mujer? Podía trabajar como un hombre, y comer tanto como él cuando tenía la comida ¡y también soportar el látigo! ¿Y acaso no soy una mujer? He dado a luz a trece niños y he visto vender a la mayoría de ellos a la esclavitud ¿Y acaso no soy una mujer?”.


A mediados de los 70's, después de su mala experiencia con el movimiento feminista blanco, un grupo de mujeres negras obreras, se agruparon y establecían como punto de partida la lucha contra las opresiones de raza, clase, genero y sexual. Desde esa posición apuntaban una crítica contra el movimiento feminista hegemonizado por el feminismo radical.


En su libro El feminismo es para todo el mundo, la feminista negra Bell Hooks, plantea:


“Aunque somos feministas y lesbianas, sentimos solidaridad con los hombres negros progresistas y no defendemos el proceso de fraccionamiento que exigen las mujeres blancas separatistas”.


El separatismo es otra idea instalada dentro del feminismo blanco o hegemónico, es una visión racista y sexista que pretende poner el foco en los hombres (y que es bien justo decirlo; ellos tampoco son una categoría homogénea) y desvía la atención de otras problemáticas realmente importantes.


La discriminación de género es igual de violenta en todas las mujeres, pero la realidad es que la situación de quienes conviven con más de una forma de marginalización es mucho más urgente.


No se trata de contraponer movimientos, mucho menos de enfrentar mujeres obreras contra mujeres blancas privilegiadas, pero tampoco es cierta la visión simplista de que las condiciones de sexualidad o de género están por sobre las de raza y clase.


Hoy en día hablar de razas no es políticamente correcto, el término "etnicidad" se ha puesto de moda, pero creo que debemos hablar de razas para combatir el racismo, no podemos omitir el motivo de la mayor opresión de la que somos objetos todos los seres humanos.


Las mujeres somos la mitad de la clase obrera y somos mujeres indígenas, negras, latinas y asiáticas, entonces podríamos poner en el centro una política que incorpore todas las luchas contra todas las discriminaciones de género, de raza y de clase. Tenemos que unir lo que el capitalismo destruyó y dividió, y la mejor forma de luchar es impulsando la unidad interna, así como una serie de alianzas con los movimientos que luchan por otros fines específicos, pero que también sufren de la opresión y discriminación de clase. Solo así y expropiando el poder a los explotadores para regresarlo a los obreros, podremos algún día ser libres.


Entradas Recientes

Ver todo

El comal