top of page
  • Foto del escritorCámara rota

Una pizca de realidad




Por Eli Adán Díaz


Los constantes ataques sufridos por los palestinos a mano del Estado de Israel (quienes en realidad son un grupo de políticos de derecha, sionistas que no representan en su totalidad al pueblo judío) no hacen más que acrecentar su agresividad a medida que avanza el tiempo. 


Pudiéramos citar, como lo hace Rodolfo Walsh en su texto "La revolución palestina" en el capítulo "¿De quién es el terror?", cómo se han venido llevando a cabo actos de terror perpetrados por el grupo sionista, cuya finalidad última es provocar la migración del pueblo palestino. 


La constante construcción de asentamientos en las zonas habitadas por el pueblo palestino busca lentamente desplazarlos de sus hogares, debido a la permanente intimidación de la que son víctimas por parte de los colonos extranjeros. 


El pasado 7 de octubre de 2023, Hamas, el brazo armado del pueblo palestino, echó a andar la operación llamada "Inundación de Al-aqsa", dando un sorpresivo golpe sobre el territorio ocupado. 


En respuesta a dicho operativo, el ocupante Estado de Israel inició un asedio total a la franja de Gaza, iniciado en la parte norte, violando constantemente los derechos de los Gazatíes. Esto obligó a los palestinos a desplazarse a la parte sur en frontera con Egipto, en la región llamada Rafah. 


Esto con la misma finalidad de desplazar al pueblo palestino fuera de sus tierras, como lo hacen en los asentamientos ubicados en las cercanías a las tierras habitadas por dicha población, solo que con mayor rapidez y eficacia. Esto con la única intención de sembrar terror con bombas que no cesan de explotar de día y de noche. 


Ante estos hechos, la comunidad internacional se muestra muda e inactiva. Los esfuerzos hechos por gobiernos como el de Sudáfrica, Colombia, Brasil, Chile y México parecen ser inútiles o en vano. Ya que el caprichoso Estado de Israel califica la mínima crítica a su actuar colonial como "antisemita". 


Los pueblos del mundo rechazan cada vez más las prácticas a las que se le somete a la población palestina, aunque no es suficiente ante la maquinaria económica que domina y por ende hace someter a gobiernos enteros alrededor del mundo. 


En lo que a mi concierne, es importante no dejar de hablar de Palestina, mantener los ojos abiertos y informar en nuestras redes de comunicación cercanas sobre el constante abuso a los derechos de la población palestina. El GENOCIDIO está ocurriendo ante nuestros ojos y nos debemos por completo a no ser indiferentes.


¡Viva Palestina libre!


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page