• Cámara rota

A Porcio

Un día podrás contar a tus nietos que una vez, una mujer no muy fea estuvo locamente enamorada de ti y que en el lecho de muerte de su historia juntos, dejó sobre el féretro frío e inquebrantable de tu desdén, una flor con un beso dentro y una carta de amor.



Por Cecilia Ruber.



Entradas Recientes

Ver todo

Yo contigo

Aquiropoeta