• Nicolás Jaula

Nuevo Orden o hubiera bastado un tuit



Una mujer enferma es sacada de un hospital del Seguro Social por unos manifestantes que piden que se atienda inmediatamente a sus compañeros héridos en un enfretamiento. Así inicia Nuevo Orden de Michel Franco, con una declaración de intenciones muy clara: Los movimientos sociales son negativos y perjudican también a los más pobres.


Y es que toda la película del director de Después de Lucía está compuesta por conceptos similares que deambulan entre los círculos burgueses mexicanos.


"El racismo hacia los blancos sí existe".


"Las revoluciones nunca le han hecho justicia a los pobres".


"Las transformaciones deben ser comandadas por las clases medias y las élites pensantes".


"Los cambios radicales provocan que gente peor llegue al poder".



Nuevo Orden es caótica, y no solo porque su director renuncia a su característico estilo contemplativo de filmar, sino porque se nota preocupado, enojado y hasta histérico. Esto provoca que la película se reduzca a ser solo un recipiente en donde sus creadores colocaron una serie de clichés, prejucios, miedos injustificados y hasta ridículos.


Franco no está interesado en analizar los movimientos sociales, sus causas y motivaciones, sino condenarlos. Equipara a las manifestaciones para exigir justicia con linchamientos, saqueos y turbas.


"¿Ahí está su pueblo bueno y sabio?".


Es importante destacar y analizar los símbolos que el director utiliza a lo largo de la cinta: el color verde, mujeres jóvenes enfurecidas vestidas de morado, pintas que dicen "putos ricos", víctimas marcadas con números y encerradas en jaulas. Y lo más preocupante, muestra a los manifestantes como hordas encolerizadas, irracionales, cínicas, psicópatas, resentidas y asesinas.



En términos argumentativos, la cinta es un agujero de guion gigante. ¿Cómo se organizaron los saqueadores?, ¿por qué solo dos trabajadores de la familia protagonista no participaron en la revuelta?, ¿se impuso un gobierno militar o solo se radicalizó para aplacar las protestas?, ¿por qué hay manifestantes héridos al inicio del filme si se menciona en la radio que la policía y el ejército no intervinieron?, ¿por qué los personajes protagonistas no reaccionan de manera verosímil a absolutamente nada de lo que ocurre a su alrededor?


Cinematográficamente es limitada, con malas actuaciones, efectos visuales y escenas violentas gratuitas y mal logradas. Por cierto, ¿por qué los asesinatos de los ricos ocurren fuera de cámara y los de los pobres y militares son abiertamente explícitos?


Nuevo Orden no puede ser catalogada como película, es una plática entre whitexicans preocupados por un par de memes de Facebook y un vídeo conspiranoico de YouTube. Si Franco quería denunciar el "racismo inverso", le hubiera bastado un tuit.



Entradas Recientes

Ver todo