• Stefani Pedroza @sigopacheca

Roto


La hora dorada entraba por mi ventana e iluminaba su cara que parecía tallada a mano. Estábamos desnudos, ella se recostaba sobre mi pecho.


Podía sentir su respiración en mi piel.


Podría estar así por siempre, amor -Susurró...


No me llames "amor" y no menciones la palabra "siempre", ni siquiera sabes lo que significan, respondí.


Y mientras sentía cómo sus lagrimas caían en mi pecho, pensé: Qué roto estoy, acabamos de tener el mejor sexo del mundo y ni siquiera con eso puedo corresponder sus palabras.


Entonces supe que yo lo que necesitaba era que me cogieran el alma y la mente.


Cuánto lo añoro, cuánto lo necesito...

Entradas Recientes

Ver todo

Yo contigo