• Cámara rota

Aether



Por Sabina Sanled


Culpa a esa palabra no hablada, pero escuchada.

A la sinapsis del éter entre tu mente y la mía.

A aquella memoria creada (o tal vez no)

que danza en mi cabeza.

A este pequeño fragmento que invoca aparecerte.


No es mi sueño aquél que te ve aquí a mi lado, no,

esta mente llena de razón perturba la dulzura de mis frágiles ideas…


Mi sueño es, en cambio, más tenue:

Que algún día sin saber cuándo, cómo o por qué,

tus pasos y los míos crucen el mismo camino,

que en ti haya un poco de mí y ciertamente,

con un poco de tu ayuda,

sólo con una sonrisa o una gentil mirada,

derrocar esa tonta razón para perderme en la incandescencia de la locura,

Por si acaso.


Entradas Recientes

Ver todo

Cada Jueves