• Mónica Mondragón

Amar-co


Es bonito cuando abrazados nos miramos de cerca y sonreímos. Me da igual lo que digan, hay cosas que sólo tú y yo sabemos, por eso, siempre me acuesto feliz sabiendo que mañana volveremos a vernos y sonreír desde lejos. Sobra decir que el día que no estés, caeré del cielo al infierno.


Eres mi canción favorita, la que bailo sin que nadie me vea. Esa, que memoricé desde sus primeras notas hasta las últimas. Mi salvavidas cuando mi propio mar me ahoga a veces. Eres quien dices ser, al menos conmigo.


Eres de prometer y cumplir lo que prometes, eres de llegar cuando mis brazos te ansían. Eres de llamarme a las tantas cuando otros tantos ni saben lo triste que tengo el corazón.


Eres de escuchar, de hacer que todo se vea bonito, aunque el mundo a veces se esté derrumbando, eres mi fuerza...


Eres de quedarte, de no asustarte por los monstruos que llevo dentro, eres de tirarte por el precipicio aun viendo lo alto que está, eres de arriesgar pudiendo perder.


Eres de hacerlo todo, y, sobre todo, hacerlo conmigo.


Eres el ejemplo perfecto de que las mejores cosas llegan sin que las esperemos.


Por eso, deja que mis dedos te sigan escribiendo dejándote siempre algo de mí en lo más profundo. Deja que mis letras vuelvan a perderte y piérdete conmigo.



Por Mónica Mondragón.


Entradas Recientes

Ver todo

Sin título