• Dzul

Cuando suspires y te acuerdes



-XI Lou Reed dejó de The Velvet Underground en 1970 y regresó a Long Island con su familia, Reed egresó De la misma forma que un barco perdido y destartalado regresa después de una tormenta a su puerto de origen/ Reed entonces empezó a trabajar como mecanógrafo en la imprenta de su padre y como, por supuesto, tenía que pasar, como pasa con cualquier hombre exiliado (pero excepcional) y con ansias de sobrevivir: Reed se hizo poeta. Recopilé todos los poemas en inglés que pude encontrar por internet y los leí una y otra vez esta tarde, después como me sucede cada vez que leo algo que me llena el alma, tomé un pedazo de papel y empecé a escribir algo que empezaba como: "Lou Reed dejó de The Velvet Underground en 1970..."

-XII El vuelo a la Ciudad de México se retrasa así que tomo mi mochila y empiezo a vagar por los pasillos luminosos de la terminal/ bueno… creo que los aeropuertos y hospitales se parecen mucho, en ambos gente esperando sentada con rostros vacíos, niños jodiendo con escándalo en todas partes y gente yéndose lejos a veces sin retorno, gente volviendo a veces sin saber porque o para que/ lágrimas y drogas en los baños azulejos impecables/ voy por un café, me siento e intento prestarle atención a Johannes en los audifonos pero una pareja se despide con lágrimas en los ojos a escasos metros de mí Sus cuerpos se aferran, se susurran cosas rápidas al oido, sus pieles no se quieren separar/ a veces extraño sentirme enamorado, a veces extraño que alguien me espere del otro lado con una sonrisa/ Brahms le pega al piano yo le pego a la nostalgia, ambos somos apasionados en lo que hacemos.

-XIII Creo que fue hace como cuatro años o poco menos, el auto tenia un problema pequeño problema por lo que mi papa se estacionó a un costado de la autopista, así que aproveche para bajar a mear, Estábamos en algún punto de Yucatán bajo 37 grados, sol dorado y asfalto ardiente nada mas que kilómetros de selva verde al rededor / soplo de fuego chocaba contra mis lentes oscuros/ mis vans pisaron ramas secas que crujieron mientras me introducía un poco a la selva para poder hacer lo que quería en paz, /es impresionante el silencio que hace entre los árboles: Una extraña nueva forma de soledad/ encontré unas flores brillantes y me pareció divertido comenzar a orinar sobre ellas /hoy no hay lluvia de nubes para ellas por eso de que a veces, seas quien seas, todo es un chiste cruel/ escuché la voz de mi padre llamándome así que regresé a la carretera esquivando los espinos de algunas plantas un enorme trailer pasa a toda velocidad y hace vibrar todo el asfalto bajo nuestros pies nos subimos y arrancamos justo cuando la tarde comenzaba a caer.

-XIV “Nausea” Todos mis maestros solían pedirme que me quedara un momento más justo cuando todos mis compañeros salían al recreo y el salón se quedaba /vacío/ y en silencio después me miraban como si mi padre acabara de morir y decían con un tono húmedo y agudo: /“No noto que te interese nada, Juan ¿Pasa algo en tu casa? Si sigues así vas a desperdiciar todo tu talento”/ yo era solo un niño, por lo que preguntaba /¿Qué talento?/ Incluso a veces, confuso y triste me cuestionaba si realmente había algo malo en mí a pesar de ser solo un niño con ganas de imaginar y fue así por bastantes años tantos que acabé sintiéndome estúpido, solo y frustrado la escuela me enfermaba yo solo quería rasparme las rodillas y meterme en problemas y peleas /¿Por qué no podía estar quieto?/ Cuando inicié mi adolescencia me Detectaron DDA y todo fue un poco más claro/ aún así, la corona de espinas que ellos me habían puesto no dejaba de hacerme sangrar... /aún/...

-XV Titulo: "Poema para V sobre un viaje al sur, beber varias cervezas y mezcal y claro, dado lo anterior mencionado mi posterior y muy merecida resaca horriblemente hija de puta” Poema: Vamos en el asiento trasero del auto rumbo a Yucatán mi mano bandida se desliza bajo la delgada tela de tu blusa y rodea una de tus tetas, es bastante suave y a pesar de que no es para nada pequeña mi mano no consigue cubrirla por completo, su calidez abraza mi palma, es más caliente que mi sangre/ la luz está ausente los árboles se quedan atrás los paisajes borrosos lamen los cristales del auto. Quedarse dormido en los viajes de carretera es como quitarle la sangre a una revolución. mis dedos rodean tu pezón y se endurece, una llanta en un bache, sacudida un insecto estalla contra el parabrisas me siento bien, ojalá nunca lleguemos ojalá nos pudiéramos quedar aquí atrás para siempre.

Entradas Recientes

Ver todo

Intangible

Notre Dame