• Dzul

Cuando suspires y te acuerdes








-XVI

bueno, de nuevo nada estaba yendo bien ni el dinero ni el trabajo y la persona que amaba esos días estaba mejor sin mí tanto que el simple hecho de que se acordase de mi nombre sonaba como un capricho existencial no encontraba consuelo en nada ni la masturbación me hacía dormir mejor ni el alcohol nublaba mi pensar solo bailaba con las mismas tres putas culpas, noche tras noche... y una tarde lo vi, escrito con tinta negra junto a un teléfono público "llámame si te sientes solo" y un número de teléfono local debajo por algún motivo agonizante o quizás por instinto de supervivencia, anoté el número y seguí arrastrando los pies... esa misma noche pensando en /ella/ y los días que vivíamos juntos, en su sonrisa cuando le daba flores y en sus nalgas chocando contra mi vientre cuando estaba tumbada a cuatro en la cama sentí a la perra soledad colándose por la ventana y después haciéndose un café en la cocina así que tomé aquel número y llamé sin pensarlo

… … … me respondió una voz masculina extrañamente agudizada "Sí, ¿diga?" Dijo "Vi tu mensaje a un costado de un teléfono público" respondí y lo escuché reírse "Entonces ¿te sientes solo?” Preguntó con un tono irritantemente picaresco Yo exhalé con pesar y le dije "Muy solo, la verdad" "Bueno, guapo te la puedo chupar sin que tengas que pagar mucho... ¿qué dices, papi?" respondió sostuve el teléfono unos instantes en la mano antes de colgar me tumbé en la cama asqueado, el mundo estaba lleno de locos y genitales calientes y yo solo necesitaba un lugar tranquilo para llorar. -XVII - Blondie pone a pasear dos dedos de su mano simulando pequeñas piernas sobre la mesa, pasean por una Modelo negra por una cajetilla de cigarros y mi teléfono celular, son pálidos y llevan un anillo adornándolos, los acerca al borde y me mira “mi mano se va a suicidar” dice y comienza a reír/ No sé cuantos grados hacen pero se está bien en el exterior hay un perro gordo durmiendo en la entrada del bar nadie lo molesta, todos lo rodean para poder pasar el país se esta cayendo a pedazos los cuerpos se pudren en las aceras y todo el tiempo parece que va a llover sangre, ninguna estación de metro acaba frente al mar “hey quieres ver mi mano morir?” pregunta Blondie sonriéndome todavía con los dedos al borde de la mesa como si estuvieran frente a un acantilado, yo le digo que sí. -XVIII Hoy vi a una anciana observando con mirada taciturna desde su ventana su rostro cubierto de las sombras del atardecer, la miré sentado desde el autobús en el que iba /mientras el semáforo estaba en rojo Me sentía enfermo, solo y cansado pero cuando nuestros ojos se cruzaron ventana a ventana, le intenté sonreír y me pareció que ella también lo intentó pero nada pudo materializarse en nuestros rostros, nada pasó/ Al final lo único que compartimos fue el vacío que reinaba en nuestro día a día. -XIX Siempre he pensado que eres raro me dijo ella/ estamos en el quinto piso bebiendo en el balcón mientras escuchamos algún álbum de Fugazi /el Repeater, creo/ Yo no le respondí, solo seguí bebiendo y bebiendo pero ella continuo hablando esa mierda: “Bueno, mira a lo que me refiero es que a veces eres como uno de esos muertos vivientes ¿si sabes, no? Los de las películas solo estás ahí parado, sin decir nada, ajá, justo como ahora pero otras veces eres como un niño pequeño, un puto niño pequeño e hiperactivo, una cosa así y solo quiero apretar tu cuello hasta que dejes de respirar, ya sabes… o sea, n o l i t e r a l m e n t e” “Hoy soy un zombie” atiné a contestar. después solo me imaginé cayendo desde ese quinto piso directo hacía el concreto ¿dolería mucho eso de morir? ¿se abriría mi cabeza sobre el asfalto y mis piernas se doblarían en formas imposibles o simplemente estallaría en pedazos? ¿conocería al fin el sabor de la oscuridad? O quizás no, quizás simplemente no pasaría nada, nada en lo absoluto como en la rutina diaria nada una y otra y otra y otra vez/ “preferiría estar siendo violado por John Wayne Gacy en un sótano a estar contigo un segundo más” pensé mientras miraba el rostro finamente maquillado de aquella chica pero al abrir la boca solo pude decirle: “¿quieres otra cerveza?”/./ XX- Viniste a verme esa noche, justo después de que tu perro muriera por envenenamiento/ Tu rostro se veía hermoso porque habías llorado demasiado y tu cabello era un desastre /¿a dónde carajo va uno cuando las paredes se están derritiendo?/ me preguntaste y desde ese día ano sé cual es la respuesta tomaste un baño en mi regadera y decidí hacerte algo de cenar, escuchamos a The Fall afuera del departamento los perros y las personas seguían muriendo/ me pediste quedarte la noche entera y cogimos por alguna razón sentí que también estaba cogiéndome tu tristeza, la tragedia, la muerte y acabé sintiéndome enfermo y vacío después bajé a lamer tu rajita disfrutando que estaba finamente depilada aún así, esa noche antes de quedarme dormido sentí que moría de sed y hambre. unos días después te vi por última vez en el funeral de tu mascota te dí un ramo de flores amarillas y las condolencias mas extrañas de mi vida, me sonreíste detrás de unas wayfarer negras y jamás volvimos a hablar/



Entradas Recientes

Ver todo

Narciso